fbpx
Sant Jordi: el evento más esperado del año | Samoa Restaurant
671
post-template-default,single,single-post,postid-671,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-4.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Sant Jordi: el evento más esperado del año

La fiesta de Sant Jordi,patrón de Cataluña, se celebra cada 23 de abril. La festividad de Sant Jordi es una tradición muy especial para los catalanes. Los elementos principales de la celebración son los libros y las rosas. Es por eso que toda Catalunya se llena de puestos donde venden rosas o libros para regalar a las personas que más quieren.

En Barcelona el punto de encuentro principal está situado en La Rambla, que se llena a rebosar con puestos de libreros y floristas. En este día es habitual encontrar libros de todos los tipos e idiomas, y rosas de todos los colores. Y desde los últimos años, una cosa que se ha explotado mucho es la firma de libros.

Sant Jordi

Motivo de la festividad de Sant Jordi

La fiesta de Sant Jordi se celebra el 23 de abril porque es el día que murió el caballero Jordi. Según la tradición, fue un militar romano de origen griego convertido al cristianismo y muerto como mártir para no querer abjurar de su fe. Este santo, bajo el mando del emperador Diocleciano, se negó a seguir la orden de perseguir a los cristianos. Por este motivo fue martirizado y decapitado, y fue cuando aparecieron historias fantásticas ligadas a su figura. Y desde el año 1456 es el patrón oficial de Catalunya, un patronazgo compartido con muchos otros lugares del mundo como por ejemplo Alemania, Bulgaria, Inglaterra, Rusia o Aragón.

Orígen de Sant Jordi

En el siglo XV ya se organizaba en Barcelona una feria de rosas con motivo de Sant Jordi. Acudían sobre todo novios, prometidos y matrimonios jóvenes, y eso hace pensar que la costumbre de regalar una rosa tiene el origen en esta fiesta.Por otra parte, el origen de la festividad asociada al libro lo situamos en los años veinte del siglo pasado, cuando el escritor valenciano Vicent Clavel i Andrés, director de la editorial Cervantes, propuso a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y al Gremio de Editores y Libreros organizar una fiesta para promover el libro en Cataluña. La fecha escogida fue el 7 de octubre de 1927.

En 1929, durante la Exposición Internacional de Barcelona, los libreros decidieron organizarse y salieron a la calle a montar chiringuitos para presentar novedades y fomentar la lectura.

La iniciativa tuvo tanto éxito que se decidió cambiar la fecha y se estableció como Día del Libro el 23 de abril, día que coincide con la muerte de dos grandes autores de la historia de la literatura: Cervantes y Shakespeare.

Ya desde el principio, la fiesta contribuyó a dar un fuerte impulso a la producción editorial catalana y todavía hoy conserva esta esencia. Y ha sido tan grande la trascendencia de la festividad catalana que en 1995 la Conferencia General de la UNESCO declaró el 23 de abril Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

Leyenda de Sant Jordi

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo, en Montblanc (Tarragona) un feroz dragón capaz de envenenar el aire y matar con su aliento, tenía atemorizados a los habitantes de la ciudad.

Los habitantes, asustados y cansados de sus estragos y fechorías, decidieron calmarle dándole de comer a una persona al día que se elegiría por sorteo.

Después de varios días, la mala suerte le tocó a la princesa. Cuando la princesa abandonaba su hogar y se dirigía hacia el dragón, un caballero llamado Sant Jordi, con brillante armadura y caballo blanco, apareció de repente para ir a su rescate.

Sant Jordi alzó su espada y atravesó al dragón, liberando por fin a la princesa y a los ciudadanos. De la sangre del dragón brotó un rosal con las rosas más rojas que jamás se habían visto. Sant Jordi, triunfante, arrancó una rosa y se la ofreció a la princesa.

Sant Jordi
Sant Jordi

Rosas y libros en Sant Jordi

Puestos de rosas

Regalar rosas es lo más significativo de esta festividad. Cualquiera puede hacer esta ofrenda, aunque como dicta la tradición es el hombre quien debe entregarle una rosa a su amada. Según cuenta la leyenda, Sant Jordi salvó a su princesa matando al dragón de cuya sangre brotó un rosal. Es por eso que algunos la consideran el San Valentín catalán, porque se dice que Sant Jordi es, por excelencia, el patrón de los enamorados en Cataluña.

 

Libros 

Además, el 23 de abril es el Día Mundial del libro promovido por la UNESCO en 1995. Es por ello que en este día, además del intercambio de rosas, regalar libros es la forma de conmemorar una de las tradiciones más arraigadas dentro de la cultura catalana. Cabe añadir que se ha convertido en un clásico conseguir las últimas novedades literarias, ediciones especiales o la firma y dedicatoria de tu autor preferido.

Sant Jordi

La representación de la leyenda de Sant Jordi en la Casa Batlló

La leyenda ha sido fuente de inspiración de muchos artistas. Antoni Gaudí representó la leyenda de Sant Jordi en la arquitectura de Casa Batlló para que con el paso de los años esta fantástica tradición siguiera viva.

Sant Jordi

La mítica leyenda está representada en Casa Batlló a través de la fachada y en dos espacios concretos de su interior. En la azotea, el lomo del dragón cobra vida con las tejas cerámicas en forma de escamas y es atravesado por la Cruz de cuatro brazos que evoca la espada triunfante de Sant Jordi.

En el último piso nos encontramos con un balcón en forma de flor aludiendo al balcón de la princesa.

Debajo, en los pisos inferiores, se sitúan los restos de las víctimas del dragón a través de los balcones en forma de calaveras y las columnas de la tribuna que parecen los huesos.

A continuación en el vestíbulo privado de acceso a la vivienda de la familia Batlló, se ubica una escalera cuyos remates recuerdan a las vértebras de un animal y que, según la cultura popular, podría referirse al espinazo de la cola del dragón. Por último, en el desván, la sala principal de arcos catenarios evoca a la caja torácica de un animal de grandes dimensiones.

Las parejas pasean felices de la mano. Se miran, se abrazan y se besan. Las mujeres llevan una preciosa rosa roja y los hombres ojean un libro recién regalado.

Las plazas de todas las ciudades y pueblos de Cataluña se llenan por un día de coloridos puestos en las calles. Se respira amor y cultura.

Así es Sant Jordi, la tradición que marca la llegada de la jornada más romántica del año para los catalanes.

¡Es toda una festividad y un día lleno de color e inspiración!



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies